REVIEW DAVE SMALLEY & THE BANDOLEROS "JOIN THE OUTSIDERS" (2018)

DAVE SMALLEY & THE BANDOLEROS “Join The Outsiders” (2018)

DISCOGRÁFICAS: Little Rocket Records

Hablar de Dave Smalley es hacerlo de una leyenda viviente del hardcore punk. Su nombre podría estar en el mismo escalafón que el de Jello Biafra, Greg Graffin o Henry Rollins. Y es que su paso por formaciones como DYS, Dag Nasty, All o su banda insignia, Down By Law es una prueba fehaciente de su rol y su valía dentro de las huestes de este movimiento. Su caracteristíco timbre agudo rasgando los límites de la afinación y su palpable carácter melódico le han valido los parabienes de algunos de los mejores músicos del género, que no han dudado en brindarle servicios si la ocasión lo requería. Esta vez, que no la primera, se ha rodeado de una buena cohorte de reputados acompañantes que incluye a miembros de los jerezanos G.A.S. Drummers (posiblemente una de las formaciones con mayor peso específico en esto del hardcore melódico made in Spain), Bugsy y MXS, y que bajo la etiqueta de Bandoleros solo les falta el trabuco y las chaquetas goyescas para verse en las curtidas pieles de unos auténticos Curros Jiménez del punk. Grabado y masterizado a caballo entre Fredericksburg (Virginia), Granada, Jerez, Denia y El Puerto de Santa María, esta colaboración transoceánica aporta excelentes momentos para el melómano de hardcore melódico de pro. Si “Join the outsiders” tiene claras reminiscencias de Down By Law, una de las notas inevitables, dado los super reconocibles registros vocales de nuestro protagonista, que hacen tarea imposible variar un ápice el sello característico del que siempre ha hecho gala, por el contrario “My funeral Pyre” está más en concordancia con los Dag Nasty de “Four On The Flour” con esos epatantes riffs de guitarra a lo Brian Baker. “Red Alert” suena furiosa y con un punch hardcore deudor de los últimos Dag Nasty – los de la era Shawn Brown en lo que se refiere al plano musical solamente – que derrapa a medios tiempos con derroteros más melódicos.

“Tear It Down” podría pasar por uno de los últimos temas de G.A.S. Drummers, los de “We Got The Light”, con ese ritmo trotón y unos solos de lo más roquero al principio. “Journey” tiene los mismos nutrientes que los de los Descendents de “Hypercaffium Spazzinate”. “Bandoleros” es puro rock y contundencia, y se muestra como una suerte de himno para el agasajamiento de la crew en los directos. “The Calling” podría figurar en cualquiera de los discos de Down by Law, dadas las credenciales marca de la casa. Marcelo Pesoa, uno de los guitarristas del combo, le toma el testigo a Smalley en el micrófono en “Sick”, lo que le dota de otros aires distintivos, pareciendo prácticamente otra formación a pesar del mismo patrón estilístico que destila la composición. “Stand Or Kneel” es la pieza más veloz y movida del lote, lo que garantiza buenos bailes a la hora de llevarla a los conciertos. “Eye Of Fire” es otra carrera directa a la exhalación en los cien metros lisos hardcore, mientras que el broche lo pone “Better Make It Count” con ese rockin’ core con unos pudientes solos de guitarra de la mano de Rafa Camisón. Poco más que añadir a este tour de force de estos veteranos potentados que tienen todas las de ganar en esta timba de mus para los oídos. Así que aprieténse los machos, amigos, que vienen olas. Y de las buenas.

Texto: Miguel Ángel Sánchez Gárate