CRÓNICA ZEKE + ZERO 5 + NITROPOLLO

Hay quiénes confunden la velocidad con el tocino. No sé lo digan muy alto al Capitán Entresijos, que de eso sabe un montón, y la corteza no quita la urgencia. Velocistas de pro siempre los ha habido en el punk, pero no es lo mismo ser Abebe Bikila Biafra que Usain Bolt Dahlia. Las marcas están ahí. Para batirlas. Como aquel sonado concierto de Dwarves en la Sala Revólver en la que les bastó sólo diez minutos para tirar la casa, los timbales y los platos por la ventana. Además de montar un numerito porno de masturbación incluido en el mismo paquete. Si hablamos de speed punk hay que calzarse irremisiblemente una gorra de velocípedo y a golpe de “yehaaa” apretar los dientes y girar la muñeca en modo batidora para que de los trastes del mástil emerja la sombra difusa del Correcaminos en pleno sprint. Y eso es precisamente lo que ocurrió un viernes de dar cera y pulir cera. Ser redneck, de Tennessee y tocar punk a todo trapo debe de ser casi igual que ser un tío del barrio de Carabanchel y llamarte Rosendo. Y claro, hay que saber rodearse de buenos tahúres que guiñen bien los ojos en esto de los órdagos a la hardcore. Encendieron la mecha del cuentakilómetros los casi ubicuos NitroPollo, una super orquesta de viejos héroes de la escena zapatillera madrileña y asturiana con pasado en Wipe Out Skaters, Bultacos, Zinc, Ketchoop y E-330. Con un frontman recién salido de boxes, Jair, y que contaba en su haber con solo tres veladas al micrófono, arrancaron a buen y trepidante ritmo, no sin antes ofrecer como sintonía el tema central de la banda sonora de “Django unchained”, de Quentin Tarantino, una obertura habitual en sus shows. Escupieron fogonazos como “60 seconds”, “You”, “Sailin’ on” (Bad Brains) o “Friday night” (con la colaboración de Dulze (Zinc/Vecchias) a los coros. Pisaron el freno y se nos volvieron un poco más poppies en “Another girl, another planet” de The Only Ones, para volver a calzarse la chulería y el desparpajo en chupinazos que apenas rebasan el minuto y medio. Además de encarar sendas versiones de The New Bomb Turks (“Born Toulouse Lautrec”) y Angry Samoans ( “Hot Cars”). Pese a algunos acoples en el escenario, hicieron una entrada de vértigo, que anticipaba lo que será su primer álbum que van a grabar inminentemente.

A continuación entraron en la línea de salida Zero 5, compañeros de split de NitroPollo, que todo hay que decirlo, lo presentaban de forma mayúscula la noche de autos. El cuarteto madrileño destila un vigoroso punk rock de veta rocanrolera con esencias de la escudería Crypt Records y ciertos dejes que recuerdan a bandas patrias como The Rippers o Cerebros Exprimidos. Su alto octanaje y chirriante sonido desarrollado en temas como “Dinero”, “Joseph” o “Noche caliente” elevó la temperatura de la sala unos cuantos grados con el sudor expelido en el pogo.

Zeke, que presentaban su flamante nuevo álbum “Hellbender” editado este mismo año, abrieron la espita del averno. Y nos invitaron a cruzar su particular Estigia pagándole como peaje a Caronte con apretujones, saltos, zarandeos, choque de cabezas y demás daños colaterales de las salvajes coreografías expuestas a pie de pista por la entregada y delirante parroquia. Empezar con una canción con onomástica a lo Deep Purple, léase “Highway star”, es poner la pica en Flandes. La abrasión ya estaba en marcha, el pie en el pedal del acelerador y el desmadre asegurado. Fueron desfilando cortocircuitos sonoros que dejarían a Martín Fiz al borde del colapso, “China knievel”, “Wanna fuck”, “Slut”, “Raped”, “Flat track”, “County jail”, “Overkill”, “302 cubic inch V8 powered blues” (con final de blues para aliviar la presión eléctrica), “Death Alley”, “I don’t give a fuck”, “Zeke you”…Y entre tan explícitos y amorales títulos incluyeron unas tremendas relecturas del “Shout It” de Kiss y “Wang Dang” de Ted Nugent. La mascletá sureña acabó con la triada de “Chinatown”, “The River” y “Eyes of Satan”. Las huestes de Blind Marky Felchtone, Kyle Whitefoot, Kurt Colfelt y Dayne Porras hicieron del Gruta 77 una lata de sardinas a punto de explotar. Y es que como dice el Capitán Entresijos “un poco de speed que dispare la tensión” nunca viene mal para empezar un fin de semana bien desestresado.

Fotos y texto: Miguel Angel Sanchez Garate

ZEKE + ZERO 5 + NITROPOLLO
20 Abril 2018 / Sala Gruta 77 / Madrid

Promotora: HFMN CREW